Charlotte Mason En Español

La educación es una atmosfera

Muchos de ustedes están haciendo planes, investigando y tratando de manejar temas futuros incluso terminando los actuales. Algunos de ustedes se están preparando para ingresar a esos enormes (a menudo intimidantes) pasillos de proveedores en las convenciones de educación en el hogar cerca de usted. Incluso podría estar experimentando lo que llamamos en nuestra casa el síndrome de la mala mamá mientras busca averiguar qué debe cambiarse, qué debe ajustarse y en qué debe mantenerse firme (“¿o debería?”). Es fácil sentirse abrumado cuando diferentes personas recomiendan diferentes direcciones a las que debe dirigirse con sus preciosos hijos.

En medio de toda la conmoción, recuerde tres palabras. Estas tres palabras sientan las bases de la forma de educación en el hogar de Charlotte Mason. Estas tres palabras pueden orientar todas aquellas decisiones que se deben tomar. Estas tres palabras son comprensibles y pintan una imagen completa de la educación en el hogar. ¡Estas tres palabras te ayudarán!

Las tres palabras son “atmósfera”, “disciplina” y “vida”. Charlotte Mason usó esas tres palabras para describir su enfoque de la educación. Ella dijo: “La educación es una atmósfera, una disciplina, una vida”. Durante las próximas semanas, analizaremos esas tres palabras y veremos cómo pueden ofrecer ayuda para su educación en el hogar. Hoy, hablemos brevemente sobre “atmósfera”.

“No sé qué hacer con mi hijo”, dijo Evelyn. “Estamos constantemente chocando cabezas, lo que lleva a un concurso de gritos, y ambos salimos de la habitación. ¡Es un milagro si llegamos a terminar las tareas escolares!”

Evelyn encontraría ayuda en el consejo de Charlotte de que “La educación es una atmósfera”. Todos sabemos cómo el ambiente en casa puede afectar nuestro día de escuela. En el caso de Evelyn, prevalece una atmósfera de conflicto.

El hecho es que gran parte de lo que aprende un niño lo capta al observar y escuchar a quienes lo rodean. Las ideas que gobiernan su vida como padre se le pegarán a su hijo.

Entonces, las preguntas a ser formuladas son: “¿Qué ideas gobiernan tu vida?” ¿Su hijo está aprendiendo que la ira es la forma de responder al conflicto, o está absorbiendo una atmósfera de pacificación? ¿Está siendo educado en el “arte” de la preocupación y la ansiedad, o está aprendiendo a confiar en el Señor incluso en las pequeñas cosas de la vida? ¿Cree que el aprendizaje se detiene cuando obtienes tu diploma, o está viendo tu deseo y amor por aprender como adulto?

Es fácil dejarse atrapar por la lectura, la escritura y la aritmética y olvidar que nuestros hijos nos vigilan día tras día. Ahora, no creo que Charlotte tuviera la intención de descargar un viaje de culpa en los padres al afirmar que la educación es una atmósfera. Ella solo quería asegurarse de que nos demos cuenta de que las ideas que gobiernan nuestras vidas juegan un papel importante en lo que nuestros hijos aprenden de nosotros. La verdad es que todos necesitamos ese suave recordatorio de vez en cuando para empujarnos hacia el camino correcto.

La próxima vez veremos cómo esta palabra clave, “atmósfera”, puede afectar sus elecciones de libros e incluso su horario. Mientras tanto, ¿tiene algún consejo para evaluar las ideas que gobiernan su vida sin caer en el Síndrome de la mala mamá y desplomarse en el suelo bajo una carga de culpa? Déjame un comentario.

Escrito por: Sonya Shafer

Traducido al español por: Nelly Vizcarrondo

Reproducido y Traducido con el permiso de Simply Charlotte Mason.

https://simplycharlottemason.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s