Charlotte Mason En Español

¿Qué es exactamente el arte del lenguaje? (Language arts) parte 3

close up of girl writing
Photo by Pixabay on Pexels.com

Si su experiencia escolar fue como la mía, lo más probable es que se haya sentado a través de una multitud de hojas de trabajo de vocabulario y hojas de trabajo de comprensión de lectura en cada grado. Además, probablemente tuvo una clase separada de Literatura en la secundaria o preparatoria.

El enfoque de Charlotte Mason sobre esos temas fue mucho más simple y efectivo. Las tres habilidades no se sacaron y se abordaron por separado. Ella integró buena literatura en otras materias como Historia, Geografía, Ciencia y más. Ella creía que los niños naturalmente ampliarían sus vocabularios mientras leen esos buenos libros. Y enfatizó la necesidad de leer cuidadosamente para comprender todas las materias.

Estos son algunos de sus puntos claves para cubrir literatura, vocabulario y comprensión de lectura como parte integral de su escuela en casa (Home school).

Buena literatura

  • Usa los mejores libros que puedas encontrar.
    Seleccione libros con “poder literario”, como lo expresó Charlotte. A medida que use libros bien escritos con un vocabulario rico para varias materias en su escuela en casa (Home School), su hijo desarrollará un gusto por la literatura y una facilidad para leerla.
  • No sabotees tus esfuerzos dándole a tu hijo un poco.
    Es una bobada hablar con un niño, asumiendo que no puede entender la buena escritura. No hagas la misma suposición falsa.
  • Disfruta de los libros vivos.

Ayude a su hijo a desarrollar el amor por la buena literatura asegurándose de que los libros que seleccione hagan que el tema cobre vida en la imaginación de su hijo.

Charlotte explicó: “El objetivo de los estudios literarios de los niños no es darles información precisa sobre quién escribió qué en el reinado de quién, sino darles una idea de la amplitud de los días, no solo de la gran Elizabeth, sino de todos esos tiempos en que poetas, historiadores y creadores de cuentos nos han dejado imágenes vivas ”(Vol. 6, p. 184).

Vocabulario

  • Lanza nuevas palabras en el día a día.
    A medida que su hijo aprenda más sobre las cosas que lo rodean, naturalmente deseará que las palabras describan esas cosas. No tengas miedo de diversificarte en tu vocabulario cotidiano mientras tienes conversaciones con tus hijos. Tu hijo captará los significados de las nuevas palabras según el contexto de las situaciones.

Anime a su hijo a aprender el significado de las palabras del contexto en sus libros.

El contexto también le enseñará mucho a su hijo sobre las palabras en los libros que lee. Nuevamente, no subestimes su habilidad para lidiar con el lenguaje.

 

Charlotte advirtió:”Estamos convencidos de que no pueden entender un vocabulario literario, así que explicamos y parafraseamos el contenido de nuestro propio corazón pero no el de ellos” (Vol. 6, p. 75). Las definiciones y explicaciones interrumpen el flujo del libro y “estropean el texto y no deben intentarse a menos que los niños pregunten: ¿Qué significa eso y qué?” (Vol. 6, p. 192).

Leer para instruirse

  • Enfatice la lectura con la mente comprometida para aprender algo.

 

  • Enseña esta habilidad como lo harías con cualquier hábito. Hable al respecto,  Modélelo, Anímelo, aplica consecuencias para reforzarlo.

 

  • Fomenta el hábito de leer para instruirse, para  mantener los libros interesantes.
    Del mismo modo que trata de allanar el camino para un niño que está aprendiendo a caminar, puede ayudar a que el camino sea más fácil para un niño que está aprendiendo a esforzarse por leer para recibir instrucción. Su elección de libro puede hacer toda la diferencia. Un libro interesante hace que el esfuerzo de involucrar a la mente sea más fácil y más agradable.
  • Recuerde que el hábito de leer para instruirse sienta las bases para la autoeducación.

      

Charlotte lo expresó de esta manera: “Debemos leer para saber o no sabemos leyendo” (Vol. 6, p. 13).

  • Haga que su hijo sea responsable de leer conscientemente y pídale que narre después de una sola lectura. En su forma más simple, narrar es contar con tus propias palabras lo que acabas de escuchar o leer. Si el niño sabe que necesita una narración después de una sola lectura, reforzará sus expectativas y se motivará a esforzarse para leer.

La narración es una herramienta maravillosa que puedes usar en casi todas las materias escolares.

Escrito por: Sonya Shafer

Traducido al español por: Nelly Vizcarrondo

Reproducido y traducido con el permiso de: https://simplycharlottemason.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s