Charlotte Mason En Español

Estudio de la Naturaleza y los Libros Vivos

Charlotte Mason Nature Study Living Science Books

Espero que hayas disfrutado de nuestra serie sobre el estudio de la naturaleza. Hemos hablado sobre por qué Charlotte Mason incluyó el estudio de la naturaleza en la línea del plan de estudios, cuándo deberíamos hacer un estudio de la naturaleza, el panorama general de cómo se ve y algunos detalles sobre cómo crear un cuaderno de la naturaleza. Hoy vamos a discutir lo que necesitamos agregar al estudio de la naturaleza para proporcionar una educación científica completa para nuestros hijos.

Tan maravilloso como es el estudio de la naturaleza al estilo de Charlotte Mason, tiene sus límites. Charlotte era consciente de esos límites, y no utilizó el estudio de la naturaleza exclusivamente. Complementó el estudio de la naturaleza con tres cosas: Libros de ciencias vivas, lecciones objetivas y proyectos de la naturaleza. Esta vez nos centraremos en los libros de ciencias vivas y luego abordaremos las otras dos actividades en las próximas semanas.

“Charlotte Mason nos aconsejó involucrar a los niños directamente con el mundo, dejándolos disfrutar, preguntarse y cuestionarse. Ella incluyó observación directa y grabación precisa desde la edad más temprana. Al mismo tiempo, nos haría buscar “tesoros”, libros que abren la maravilla y la emoción del mundo creado “(Por el bien de los niños, Susan Schaeffer Macaulay, p. 133).

Los libros de ciencias vivientes aportan mucho a la fiesta del aprendizaje.

Primero, permiten al estudiante verificar lo que ya ha observado por sí mismo durante el estudio de la naturaleza. Charlotte fue firme en el punto de que la educación científica debería incluir ambos elementos: libros vivos y tiempo personal en la naturaleza. Ella dijo: “Ahora el conocimiento de la Naturaleza que sacamos de los libros no es conocimiento real; el uso de libros es, para ayudar al joven estudiante a verificar hechos que ya ha visto por sí mismo ”(Parents and Children, p. 261).

Pero si lo piensa, nadie puede ver todo lo que hay que ver en la naturaleza de primera mano. Entonces, el segundo propósito de los libros de ciencias vivas es llenar los vacíos en nuestro aprendizaje. La distancia puede ser un factor; la mayoría de nosotros no podremos estudiar la naturaleza en persona en todo el mundo. La accesibilidad también es un factor; algunos animales rara vez se ven una vez en la vida, y mucho menos disponibles para observación prolongada a intervalos regulares en un año.

Hace varios años, en mi parque favorito, una de mis hijas vio una hermosa serpiente acurrucada en una roca al borde del estanque, absorbiendo el calor del sol. La vimos por un tiempo, pero se quedó quieta. Estaba cubierta de tierra, lo que dificultaba identificar qué tipo de serpiente era. Así que tomé algunas fotos y las usé para descubrir que se trataba de una serpiente de rey oriental. Desde ese día hasta el día de hoy, nunca volvimos a ver esa serpiente. La busco a menudo, pero es muy buena para mantenerse fuera de la vista. No hemos podido observar dónde vive o qué come ni ninguno de sus otros hábitos, y probablemente nunca lo haremos. Ahí es donde entra un libro de ciencia viva. Puede darnos esos detalles faltantes. Podemos leer las observaciones que otro naturalista registró, una que sí tuvo acceso extendido al animal particular (o planta o roca o lo que sea) que no pudimos observar por nosotros mismos.

Y tercero, los libros de ciencias vivientes dan ideas adicionales de las cosas que debemos buscar cuando estamos en la naturaleza. Cuando lees un buen libro escrito por una persona que siente pasión por un amigo de la naturaleza en particular, recoges más ideas de estudio de la naturaleza en el camino. La autora podría explicar lo que observó y cómo logró reunir ese conocimiento, y esos comentarios pueden ayudarlo a expandir y afinar sus propias prácticas en la naturaleza.

Pero muchos de esos beneficios dependen del libro. No todos los libros de ciencias lograrán esos objetivos. Así que tomemos un minuto para hablar sobre lo que hace un buen libro de ciencias vivas.

Para complementar su trabajo al aire libre, busque libros que tengan valor literario. Libros que ilustrarán y arrojarán más luz sobre sus propias observaciones en el campo.

“De las ciencias naturales, también, tenemos que aprender que el camino hacia los secretos de la naturaleza no es a través de los enredos de alambre de púas de la ciencia como se le enseña, sino a través del trabajo de campo u otro canal inmediato, ilustrado e iluminado por libros de valor literario” ( Una filosofía de la educación, p. 256).

Un buen libro de ciencia viva pondrá al lector justo al lado del naturalista en el campo. Tocará tus emociones, disparará tu imaginación y hará que parezca que estás allí, observando junto con ella.

“Los niños se colocan en la posición del observador original de fenómenos biológicos y de otro tipo. Aprenden qué observar y hacen descubrimientos por sí mismos, originales en lo que a ellos respecta. Se les pone en la actitud mental correcta para las observaciones y deducciones científicas, y se despierta su gran interés ”(School Education, p. 238).

Busque dos tipos de libros de ciencias vivas: libros que brinden una visión general y libros que se centren en un aspecto particular de la naturaleza. Ambos tipos son rentables.

Nuestros cursos de ciencias de primaria incluyen ambos tipos. Los principales libros de ciencias, por ejemplo, Pond and Stream, Outdoor Secrets o Jack’s Insects, ofrecen una visión general de las plantas y animales o insectos que se pueden ver en la creación de Dios. Los volúmenes complementarios correspondientes (The Pond and Stream Companion, The Outdoor Secrets Companion y el Jack’s Insects Narration and Nature Study Notebook) proporcionan títulos de libros adicionales que están más enfocados. Esos títulos adicionales permitirán a su hijo profundizar en los aspectos específicos de la naturaleza que conoció en el libro principal. La mayoría de los títulos recomendados se pueden encontrar en su biblioteca. Si no puede encontrar el libro exacto recomendado, su biblioteca debería tener otros libros sobre el tema que pueda usar para ayudar a sus estudiantes a aprender más sobre amigos de la naturaleza que él puede o no conocer en persona.

¿Cuáles son algunos libros de ciencias vivas que usted y sus hijos hayan disfrutado? Comparta un par de sus títulos favoritos (e incluya recomendaciones de edad) para ayudar a otros educadores en el hogar de CM que pueden estar buscando buenos libros para agregar a sus tiempos de estudio de la naturaleza.

La próxima vez hablaremos de algo más que puede agregar al estudio de la naturaleza: Lecciones Objetivas.

Escrito por: Sonya Shafer

Traducido al español por: Nelly Vizcarrondo

Reproducido y Traducido con el permiso de Simply Charlotte Mason.

https://simplycharlottemason.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s