Club de lectura: Adornadas

Club de lectura Adornadas: Semana 2

close up photography of girl reading book
Photo by Min An on Pexels.com

Continuamos con nuestro Club de lectura. Espero que este libro este hablando a tu vida de la misma manera que ha estado hablando a cada una de nosotras. En nuestro grupo tenemos una asistencia de entre 25 a 27 damas. Pero si en tu caso eres sola, no te desanimes. Te exhorto a que busques a otras damas de tu iglesia y lean este libro juntas, te aseguro que aprenderan la una de la otra como lo hemos estado haciendo nosotras en nuestra iglesia. Sin mas preámbulos, les comparto los dos capítulos que discutimos durante la segunda semana.

Capítulo 3: No pierdas la esperanza en esta carrera de modelaje. “Envejeciendo hermosamente, a cualquier edad”.

Nancy se enfoca en el pasaje bíblico de Tito 2, donde nos dice: “Que los ancianos sean… las ancianas asimismo…” Aquí nos habla de como todas nosotras estamos envejeciendo, aunque tengamos veinte, cuarenta u ochenta años de edad, los años seguiran pasando y ninguna de nosotras será mas joven de lo que somos ahora. Pero esto no debe de asustarnos, el envejecer es algo bueno cuando lo vemos desde el punto de vista espiritual. Mientras más envejescamos más sabiduría y madurez tendremos (al menos se supone que sea así). Nos habla de como estas mujeres maduras son mujeres sabias, agradecidas, amables y llenas de virtudes. Pero estas virtudes se han formado a lo largo de muchos años. Tambien nos habla de lo que es ser “sobrias”, “serias”, “prudentes”,”sanas en la fe”, “sanas en el amor”, y “sanas en la paciencia”. Y esto aplica tanto a mujeres jovenes como a las ancianas. “Sea cual sea tu edad, recuerda que todas somos modelos aspirantes, que siguen a Cristo y hacen que otras anhelen conocerlo y seguirlo. Mujeres, de todas las edades, adornadas -hermoseadas- por el Cristo que mora en ellas. Y mujeres cuyas vidas adornan la doctrina que dicen creer, al hacer lo que ya es bello aún más atractivo para todos a su alrededor (adornadas pg. 66).

El capitulo 4: Crece y discipula a otras. “Enseñando y aprendiendo: De una vida a otra”.

Este es el reto para toda madre espiritual: ¿Permitirás que Dios te use para ayudar a otras mujeres a aprender de tu conocimiento y tu experiencia, tus errores y tus victorias? Cathe Laurie

En este capítulo Nancy nos habla de la importancia de hacer discipulos. ¿Estamos nosotras haciendo discipulos? ¿Enseñando a otras mujeres? Parte de nuestro trabajo como mujeres cristianas en enseñar a otras mujeres y no solo enseñar la Palabra de Dios. Necesitamos enseñar acerca de la crianza de los hijos, de como amar a nuestros esposos, como lidiar con una depresión postparto, como conducirnos con otras mujeres, como cuidar nuestra apariencia personal, etc. Tenemos mucho que enseñar independientemente de que seamos jovenes o ancianas, siempre habrá una mujer a nuestro lado que tendrá la necesidad de aprender algo. Siempre tendremos algo que compartir con otra mujer.

Los roles de las ancianas -que enseñan lo bueno con amor- y de las mujeres jóvenes -que aprenden con humildad- son para todas nosotras. Estas relaciones no son opcionales para las creyentes. Es lo que las Escrituras nos llaman a hacer. Ninguna de nosotras está excluida. (Adornadas pg. 81)

Este es mi pequeño resumen en relacion a los dos capítulos que estuvimos leyendo en nuestra segunda semana. Te invito a que sigas leyendo, en la semana 3 discutiremos los capítulos 5 y 6. Mas adelante te traeré el resumen.

Gracias por leer,

Nelly

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s